domingo, 30 de abril de 2017

NATURALEZA VIVA...

"Le aseguro que pocos rincones del planeta atesoran la belleza de una noche en el desierto —lo escucho y me asombra la intensa emoción que guardan sus palabras—. Imagínese que está en un lugar donde la cúpula celeste se encuentra en el horizonte con un mar de arena; cierre los ojos e intente visualizarlo. 



Respire esa quietud, pues a su alrededor no existe más humanidad que la suya. No hay pequeñas brisas, ni una mota de polvo en el aire y que usted puede observar el silencio con el que una luna enorme se reflecta sobre un sin fin de pequeñas partículas cristalinas que conforman la arena antes de alcanzar el agua; un agua que no puede parecerse más a un espejo; un espejo que parece formado por la lluvia del Cosmos y que es origen, y que es vida…" 
©Beatriz Cáceres