domingo, 30 de enero de 2011

LIBRE





Siento temor,
por un amor como el vuestro,
incomprendido.

Temor de lo ajeno,
no quiero su roce,
con lo oscuro de lo humano.

Veo dos ninfas
henchidas de amor,
sumergidas en su mundo
lleno de pasión.

Amor puro sin condición,
vuestro primer amor.

Rodearos, quisiera,
para que nada lo envaneciera.

Y así poder veros
crecer con él libres,
sin muros de piedra
atrapándolo como prisión..

Mi niña, niña mía
coge mi fuerza,
se libre para vivir,
a donde tu corazón te lleve.

Vuela y siéntelo con plenitud,
siente el aire de vivir...,
aleja las sombras oscuras,
con el poder de tu luz.

Vuela, sé libre...
Mi niña, niña mía.