jueves, 26 de abril de 2018

ARTE COLECTIVO INEFABLE. HECATOMBE ARTÍSTICA. ALUMNOS DE 1º DE BACHILLERATO.




Hace unos meses tuve la suerte de realizar una charla sobre mis obras en el Instituto de Bachillerato de Santa Pola, lugar en el que resido. Disfruté muchísimo con ellos, hablamos de todo un poco, sobre todo de la creatividad en cualquiera de sus manifestaciones artísticas.
Os presento el fruto de aquellas horas compartidas. Estoy muy contenta y emocionada por este regalo tan increíble.
No puedo más que dar las gracias por esta demostración de belleza.

Sin más dilación, los alumnos de 1º de Bachillerato del IES. Santa Pola.




Arte colectivo inefable
(Hecatombe artística)




I




Todos vivimos envueltos en soledad,
no sólo alrededor de nuestro mundo,
sino dentro de nosotros mismos.

Hasta que una fugaz llama de gran fuerza
surge de nosotros,
y nos invade por completo.

Como si fuéramos pequeñas criaturas
envueltas en un mar rojo
difícil de escapar.

Yolanda Plá López



II






A lo mejor no estoy hecha para un solo pensamiento,
a lo mejor mi cabeza es una tormenta.

A lo mejor va por épocas, o a lo mejor no.

A lo mejor pienso muchas cosas,
a lo mejor no pienso nada en absoluto

A lo mejor está bien, o no.

A lo mejor no sé  nada,
pero lo sé  todo.


Teresa Álvarez Parres




III


Último beso.

El mármol de sus ojos la miró.
La piel pétrea y fría acarició su mejilla.
Sus labios de fina roca tallada se entreabrieron,
y un suspiro salió de ellos,
y ella sintió cómo rozaron su frente,
cómo rozaron sus mejillas,
cómo rozaron sus labios.

Y aquel fue su primer beso,
y mientras la oscuridad,
Morfeo y sus garras perversas
aferradas a sus alas
la alejaban,
ella simplemente sonrió.

Laura Andrea López Gonzales.





IV





Todavía espero poder volver a escuchar
los acelerados latidos de tu corazón.
Porque, dime,
¿fue mi culpa dejarte ir?
¿O fue la tuya por dejarme morir?


Miriam Hernández Gázquez




V





Cuando el Sol se esconda
no seremos nada
más que un vacío,
constante.

Como el latido del corazón
que encuentra la calma,
como tu voz,
en mi cabeza.


Paula Ruiz Ros





 VI





Yo lluevo,
pero tú puedes brillar.

Soy lo que siento,
y tú lo que quieras.

Hago el bien,
y crearé malestar.

Tú eres luz,
creando diversidad.


Celina Engel






VII




Me quema,
llama que arde,
tu avivaste el fuego
que quema todo a mi paso.

Ese fuego que calienta
mis ojos y los iluminan de furia.
El calor de mi mirada
que no se apaga con una disculpa.

Aquel fuego que marcó de quemaduras mi cuerpo…
Las llamas se extinguieron y sólo quedaron insignificantes cenizas.


Marta Rodríguez Ferrándiz







VIII



Mis flores bailan hacia el cielo,
las ramas acompañan el vals,
desean desprenderse del miedo,
volar, sentir, añorar...viajar.

¿Y qué si me perdiera a lo lejos?
Tan lejos que solo tú me puedas encontrar.
Soñaría que te quiero cada noche,
y la noche me respondería con paz.

Pues aún lejos de mi almendro el sol brilla,
un color diferente,
sensación de nueva vida.
 
Rocío Soler Vidal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario