miércoles, 7 de septiembre de 2016

TAN ADENTRO...








Blanco sobre aire,
sobre ondas de silencio.

Susurra el amanecer fresco
a través de tus ventanas,
con olor a madre selva,
a menta y a jarana.

Y despierta la noche
sobre el marco de tus ojos,
y se mecen volantes
capaces de hacer volar
mis manos.
que se pierden en el canto
quebradizo, profundo y hondo.

Anoche quiso la luna
caminarnos los recodos,
plagados de oscuras sombras.
Sembrados por yuntas 
empujadas por la fuerza
de mil amaneceres rotos.

No hables, 
las estrellas palmean sueños.
¿No oyes?
Te cantan lo que el corazón esconde,
porque no tiene ojos.

Que sin ti...
¿qué soy sin ti?

¿Has oído alguna vez
el recuerdo que guarda la lluvia?
¿La sinfonía de su paso?

La guardo aquí,
tan adentro,
que no existe tierra
para taparme el rostro.

Beatriz Cáceres. 

®Ad لا Verse2016