jueves, 19 de mayo de 2016

POR ALGUNA RAZÓN...










XX.


Por alguna razón
si se dice te amo,
como un susurro al oído,
en algún lugar llueven
lirios de otoño
de un mar de nubes
que se abren igual que limpias
manos de cielo.


Por alguna razón,
te camino,
me caminas,
rozando miradas esquivas
y sonreímos
al escuchar la sinfonía
de nuestros sueños.

Por alguna razón, 
el aire que nos besa
sabe diferente.
Un poco a flores silvestres,
un poco a azahar tardío, 
un poco a hierba
recién cortada,
un poco a océano
durmiente de caracola,
espuma de coral 
y estrellas de mar.

Un poco a todo...
un poco a nada.

Si se dice te amo,
por alguna razón,
en algún lugar, 
la noche se viste
de luz de luciérnagas
como elegía de un verso.
Y se dispersa alrededor
una bruma de palabras,
versos y besos.







Beatriz Cáceres,