lunes, 3 de agosto de 2015

TU PIEL...



FOTOGRAFIA: RANKIN







Perdida entre versos,
aquí, en este lugar
sin límites,
puedo rozar el pensamiento.


Hoy, es como si fuera
el anochecer del tiempo.

Como si el mañana
se hubiera rendido ante el ayer.

Aquí, se me desnuda el alma
y abre sus brazos bajo la lluvia y,
de una forma sutil,
me empapan sus gotas,
todas, menos una.

Y esa gota única es la que no está,
la que no me toca y
tiene el poder de embaucar mi mundo.

Soy mujer,
como océano abierto me rebelo,
como las lágrimas de espejo roto
que se desprenden
del fin de la existencia.


No tengo ojos para abarcar la vida,
tampoco lo deseo.


Mientras la brizna sea
como un acorde del sentido
y pueda latir a golpe de susurro,
lo soy.


Todo lo incuestionable,
toda la irreverencia que alimenta al miedo,
se despeja ante tu vista,
verso.


No tengas piedad de mí,
aunque duela.


Yo amo cada espacio
entre palabras.


Cada emoción que en ella habita,
porque soy...
tú piel.





Beatriz Cáceres