miércoles, 12 de marzo de 2014

YOUR SONG...









Entre níveo plumaje,
apenas
sosteniendo el peso del cuerpo,
se siente caer...
vencido,
ajeno a estrellas,
ciego ante el ocaso,
de un astro que ignorando
su propia existencia,
decide brillar eclipsandolo.
Y cae...
puede notar surcar
la sangre entre plumas, 
desdibujando versos,
de amor a la vida.
Asombrado...
puede vivir,
como cada segundo
es muerte.
Consciente de que no es más,
que un sentimiento,
no tiene piel,
no tiene ojos,
...no tiene voz... 
Crece y se despliega,
como una fascinante flor,
abriendo sin más,
la fuerza 
que no es otra,
que el mismo amor.