miércoles, 3 de julio de 2013

ESPERANZA...





Si me dicen que caí...
es verídico.
Como lo es,
cada amanecer
de cada día.
Como lo es,
esa efímera gota
de rocío,
que a sabiendas
de su destino,
recorre su camino
siendo dichosa,
al desvanecerse,
ante el más leve roce...
...Y caí...
...caí...
...caí...
Sin desmayo,
sin resuello,
hasta que no quedó,
más espacio
en el que volar,
hasta que la misma tierra,
no quiso envolverme
con la arena de los siglos.
Más desperté,
renací enredada
entre pétalos
abarrotados de rocío.
Y su vida,
atestó de color,
el riego de mis venas.
y un sentimiento olvidado,
emergió dándole ritmo
a mis latidos...
Una emoción,
palpable capaz de iluminar,
el azabache de la oscuridad...
Así que sé que fallé,
pero...
¿acaso al mismo
recuerdo que embarga
le importa?...
Sé...que perdí,
pero gané
una realidad.
Su nombre es...
ESPERANZA.