jueves, 30 de mayo de 2013

NO...NO PUEDE SER.






  No puede ser,
que tras la luna callada,
el infinito no irradie
esplendor en cientos
de lágrimas rutilantes,
en perfiles de estrellas...
No...no puede ser,
que la desidia
del silencio,
no sea capaz
de ahogar susurros
desvanecidos en breve brisa.
y no fuí luna...
no fuí estrella...
ni tan sólo sonido,
no guardé sueños,
rechacé albas,
ansié espigar recuerdos...
Mi cuerpo...
sí..mi cuerpo,
irradia núcleos,
enhebra amaneceres
con ocasos.
Arrulla entre mi pecho,
horizontes
de lo que fuí...
y quisiera volver a ser...
Sí...quisiera
que mi risa despertara alas,
y cristalizara espacios,
porque perdí...
olvidé veredas,
todo se disipó en el aire
incapaz de doblegarse en verso.