sábado, 25 de mayo de 2013

Y FUE...





Y es ...
existió...
fue...
la herrumbre
dando dentalladas,
corroyendo metal,
ajena a su propia
olvidada existencia.
Cerró pasos,
embaucó misterios,
desdeñó brillos,
esculpió verdín.,
Sin flaqueza,
hebró moho,
latente entre vetas.
No cedió...
Selló recuerdos
hasta cegar puertas.
Y fue vida,
engendró muerte,
y no cedió...
Obligó a que el olvido,
repudiara su realidad,
corrompiendo incertidumbres...
Y no cedió...
no abrió sueños,
rechazó el secreto
que se encierra
en la curva de su arco
lacrado...
Fue capaz de resistir
los avatares de las arenas
del tiempo.
Y no cedió...
Por que fue el aire,
el que se alimentó
del dolor retenido,
tras una vieja tabla,
magnificando a la herrumbre
que con su cierre..
fuerza su destino.