jueves, 24 de enero de 2013

A PENAS...







A penas el olvido
rozó mi mirada...
sentí
que no hay otro lugar
donde yo quiera morar...

Entre las letras
que fluyen de mi alma,
sentí
que no hay nada en el mundo,
en ese instante escrito.

Que no me incite a soñar,
a vivir otras vidas,
a percibir otra realidad.

Las palabras...
palabras que se lleva el tiempo,
que deciden desnudar el alma,
que te rompen el miedo...

Una a una...
pequeñas gotas de tinta,
que como negros espejos,
nos revelan escondidos secretos.

¿Qué soy yo?

Apenas casi un mero velo...

Se que por amor escribo...

Lo sé...
Y es en la noche infinita,
donde las estrellas
conforman el papel...

Donde yo pueda
escribir el verso...