viernes, 27 de enero de 2012

COMO PANTERA...




La




Uñas de nácar de luna,
afiladas como puntas de estrella,
habitan en un cuerpo de negro terciopelo.

Dentro del oscuro abismo de mi piel
palpita un frágil corazón,
con verdaderos latidos de  animal salvaje.

Oculto a los ojos del mundo,
rodeado por un lago de aguas carmesí,
donde se encierra mi amor.

A través de unos ojos azul zafiro,
veo pasar la vida ,
intentando sobrevivir...

Agazapada en la espesura azabache
con reflejos de luna sobre mi piel,
espero entre la maleza...

Espero tu llegada...

Percibo tu olor,
mis músculos se tensan,
mi libertad lucha contra mi cuerpo...

Con desesperación le muestro
mis fauces a la luna...
pero el deseo me vence...







Me vence el deseo...

Y espero, espero tu llegada...






En todas nosotras, sin excepción habita en nuestro interior una pantera...a veces y esto es una lástima; pasa la vida sin despertar...