sábado, 1 de diciembre de 2012

DONDE DUERMEN...








Mis pasos suspiraran
al aire en el vacío,
la  ausencia de vida
bajo mis pies...


De la profunda herida.
de la absoluta oscuridad,
resurgirá una fuerza
un nuevo amanecer...


Y en mis manos
sostendré el ocaso
de mis miedos, 
enredados en el destino.


Donde duermen abarrotados
sentimientos...
asomando entre tus ojos,
en tu aterciopelada piel.


Tus dedos perderán la hiel,
y tus labios me besarán,
mi cuerpo entero...
a través de ti... renacerá.


 Enredadas entre mis cabellos,
las luces de estrellas
iluminarán los haces de hielo,
 despertando a mi propia ausencia.