domingo, 4 de diciembre de 2011

EN SILENCIO...






Se me escapa el amor
por la piel...
siento tu mano recorrer mi espalda,
su calidez me embarga el corazón.

En silencio...

Mi mirada cae enredada
en tus ojos,
perdida en los reflejos
de aguas profundas.

Como espejos de deseo,
se vaporizan mis lágrimas,
llenas de necesidad
de encontrarse con tu piel.

Y siguen su camino...
hasta formar un corazón,
en el centro de tu pecho.

Y es allí donde se anida,
mi amor...
Y es allí donde  reside
mi mundo...

Su rastro es mi camino,
que sigo con las yemas
de mis dedos...

Cierro los ojos...

Tu  imagen grabada 
a fuego en mis párpados,
entre beso y beso,
me susurra palabras de amor y deseo...

En silencio...