martes, 8 de noviembre de 2011

MI CAI...MI CAI.









Del mar del olvido...
me sacuden gotas de recuerdo.

Palpitantes...vivas,
llenitas de un aire especial,
cuajado de olores de azahares.

Con ecos plenos de risas infantiles,
entre callejuelas empedradas,
con aires susurrantes del sur.

Suaves, capaces de envolverme...
el corazón.

Entre unas manos capaces
de moverse como abanicos.

Abiertas sobre cielo azul,
moviéndose como alas de gaviota
al son de una guitarra única.

Mi Cai...mi Cai...

Con sonidos de caracolas,
entre volantes de sangre viva...

Me atrapa...mi tierra.