viernes, 15 de abril de 2011

Y...SALIÓ EL SOL...




Sus miradas se cruzaron en la noche eterna...

Loco de amor, le quiso ofrecer la magnitud del universo a sus pies...

Todo era poco..para su Luna...



Consciente de la imposibilidad de su deseo...
Su luz empezó a extinguirse...


El corazón de Luna se rompió en mil pedazos, ante este hecho.

No pudo más que llorar a través de sus secos océanos...

 Lo único que deseaba de él...era su amor...






Después de la tormenta, siempre sale el Sol...

Siento que sí...que es posible...