martes, 12 de abril de 2011

DUELE, DUELE...DUELE.







Con intenso sentido animal
lamo mis heridas...
por que duele, duele...duele.


Mis entrañas se combustionan,
generando lenguas de fuego...
a llamaradas....


Reducen mi piel,
mis músculos,
mis huesos...
a simples cenizas...


Diminutas muestras de mi ser,
moribundas...se alzan,
con el poder de la brisa...
arrastradas hacía ti.


Respírame...
absorbe mi vida,
inúndate de mi...
como bocanada de aire fresco...


Tu cuerpo desnudo 
es mi destino...
donde mis lágrimas
buscan cobijo,
en el árido suelo de tu alma...


Por que duele, duele...duele.