lunes, 21 de marzo de 2011

PIEL CON PIEL...








Recorro tu piel
como una gota de agua...


Puedo leer tu huella oculta,
con la yema de mis dedos.


En cada surco acariciado,
un lenguaje secreto se me desvela,
de deseo, de amor...


A través del cristal,
 nos visita la luz de la luna,
nos envuelve con su aura nacarada,
transformando el instante, en  mágico.


No hay fin para mi recorrido,
tu piel por mi arada,
con mis dedos,
te convierte en mi edén.


Piel con piel...


Tu etéreo y dulce sabor,
se expande por mis labios...
calándome los sentidos.