lunes, 31 de enero de 2011

OJOS COLOR MIEL

De repente la vida te da uno de esos momentos....
Vino a mí, con sus ojos color miel, preciosos, queriendo encontrar la respuesta en los míos antes ni siquiera de  poder articular palabra, pobre...Torpemente como pudo, cogió aliento y su mirada cambió, como acogiéndose al último hilo de valentía..
-Mamá me he enamorado...Estas fueron sus primeras palabras, luego esquivó su mirada, como si ella temiese lo peor...
¿Que hacer cuando tienes a tu hija delante de ti temiendo que la juzgues como un juez?. Mentiría si dijera que los padres estamos preparados para un momento como este, el problema es que nuestros hijos al nacer no llevan su libro de instrucciones de uso...para hacerlo más fácil...
No tengo precedentes sobre los que guiarme, la vida es como un raíl que tu sigues y sigues sin poderle ver el final, no sabes en que estación vas a parar ni en qué condiciones está.
No quiero hacer demagogia sobre un tema difícil, para muchos incluso enfermizo..., lo cual no entiendo, ni entenderé. Mi posición es rotunda, rotundamente de MADRE...
En ese momento hice una regresión temporal y la vi, la pude ver recién nacida, en mis brazos, y recordé lo que sentí en ese primer segundo de vida; mi deseo, un deseo mas fuerte que el universo entero ....con todas sus galaxias, estrella, satélites; deseé que fuera una persona de bien, que la vida le diera la oportunidad de poder querer y ser querida, de ser feliz, y de que yo pudiera tener la oportunidad de compartirla con ella...
En ningún momento mi corazón ha dudado sobre esto, para mí es incluso un poco penoso tener que reflexionar sobre este tema..., dónde está escrito que el amor sólo tenga una forma, como todo en la vida se nos brinda una increíble gama de colores, por qué limitarnos a uno en concreto.
Llegados a este punto, la miré y la abracé...porque sinceramente pienso que nuestros hijos no son prolongaciones nuestras de cosas que no hemos conseguido, ni hacedores de sueños rotos..., simplemente son "nuestras" personas...
La abracé intensamente, al fin y al cabo mi único triunfo en la vida es ella....