viernes, 28 de enero de 2011

SECUENCIAS ATRAPADAS.....

Llueve....me gusta. Miro fotos del pasado, de un pasado vivido...secuencias atrapadas en papel, instantes mudos de un momento determinado. Me recreo mirándolas, como si tuviera todo el tiempo del mundo, como si el reloj no existiera y las prisas de lo cotidiano no fueran conmigo. Cojo una, luego otra....me paro.
Siento necesidad de ver esas caras, sonriendo....Personas importantes de mi vida, unas están, otras sin embargo ya se fueron....Tengo una constante en mi vida, una foto que me cuesta mirar, pero aun así la busco...y la encuentro; contengo la respiración sin darme cuenta, me invade una sensación de amor, de calor, de añoranza ...todo junto. Mis latido suenan fuertes, llenos de un amor intenso, profundo que sale de mi, de mis entrañas....no hay consuelo para esto, este vacío no se puede llenar...consciente de que llevo toda una vida sin ella. Preguntándome si seré la persona que sintió que seria....y con la conciencia de que nunca lo podré saber. Pero mi voz interior, optimista como siempre, me serena, como si me meciera con su mano; y me siento feliz, es inexplicable pero es así. Feliz por que soy parte de ella, por que ella vive en mi...Lo más absurdo de la muerte es que puedes recordar cualquier mínimo detalle, sin embargo no ocurre lo mismo con la voz. Eres capaz de recordar frases completas, pero el sonido no, es curioso; por lo menos eso me ocurre a mi.
Dejo la foto...cojo otra, veo a un bebé, un precioso bebé...mi hija. Me vuelven a llenar mil emociones, se despiertan en mí con la fuerza de las raíces profundas en la tierra...Instinto de madre, amor incondicional, deseos irracionales de que se quedé así para siempre, siendo tu bebé. Pero el sonido del teléfono me devuelve a la realidad, es ella...Es lo que ocurre con el pasar del tiempo, de repente la miras y te devuelve la mirada una persona que tiene dieciocho años, casi adulta; pero la maternidad tiene esa magia...cuando la miro, sigo mirando a mi bebé........