jueves, 20 de enero de 2011

MI COMPLICE

Ayer me dieron un mala noticia...Mi amiga, mi cómplice se marcha.
LLegó a  mi vida como de puntillas, como sin hacer ruido; en un momento de esos que la vida te da amargos, oscuros, desesperados.....enfrentándote a las zarpas de una enfermedad cruel, invasora que padecía alguien muy importante para mi.
Llegó y se quedó, se asentó en mi vivir cotidiano; en su equipaje, su maleta, me trajo cosas de auténtico valor para mí....su alegría, su risa muchas veces contagiosa, su vitalidad, su ganas de hacerlo todo ya pero ya; su paciencia para conmigo, porque a veces bueno no, muchas veces suelo ser bastante desesperante, su compañía, "su nena no te preocupes...ya verás como todo se arregla".........
No entiendo porqué en el amor, cualquier tipo de amor, el corazón vence a la razón, no lo puedo entender. Cuando tus convicciones son de querer libertad total hacia la persona que está contigo, respeto a su intimidad, al espacio, aceptar todo lo que esa persona lleva consigo sin preguntarte el poqué y sobre todo no juzgar ni pretender creer que los valores de esa persona son los tuyos, no entiendo porque el corazón lo nubla todo.
Pero hasta tal punto que me lo estaba diciendo y sentí esa punzada de egoísmo irracional que hace que te zumben los oidos, tuve ese segundo de pánico a una perdida...Pero fué un segundo de debilidad, sólo eso.
Tras superarlo, la miré a los ojos y le deseé lo mejor, no puede ser de otra manera. Ella siempre estará conmigo en mi interior, se marcha pero me deja plena, satisfecha, con el saber de que si existe una amistad con mayúsculas, de que sí es posible y no es una leyenda......