miércoles, 19 de enero de 2011

LLUVIA





Lluvia que mojas mi alma,
dale sosiego a mi espíritu,
calma la sed insaciable
de lo más profundo.

Lluvia rota, lluvia mansa
empapa de vida la tierra
de tu voluntad gloriosa.

Lluvia fuerte, poderosa
cortina que barre
imparable lo vacío.

Se agua de vida
para el mundo,
se agua milagrosa,
renacer de la tierra
arruyo de la vida...

Lluvia que el cielo regala,
empapa a mi ser de vida
dale sosiego a mi espíritu.
Hoy huele a lluvia pero no llueve..Me encanta la lluvia, para mi tiene una capacidad regeneradora, me encanta estar rodeada de ese halo de humedad; se ven todos los colores más intensos....los verdes de los árboles, el gris del mar...Es como estar en un paréntesis mirando a través de la ventana, como sigue rodando el mundo.
Me relaja ver caer las gotas, de todos los tamaños, como caen sobre los tejados, sobre las cornisas de las ventanas, sobre los árboles de los que de vez en cuando sale volando algún pájaro queriendo agitar sus alas..
Y como no, ver como se van formando los charcos, unos grandes otros pequeños, que parecen espejos en el suelo, reflejando una realidad alternativa; donde puedes dejar llevar tu imaginación hacia mundos diferentes, a veces absurdos porque quieres conseguir mirar como cae una gota, y poder ver la onda expansiva que provoca,  
generando bucles y bucles de imágenes distorsionadas y así una tras otra.
No hay nada como dejarse mojar por la lluvia, que sensación al notar las gotas por tu pelo, resbalar por tu cara, mojar tus manos...si ya lo sé un comportamiento un poco pueril, pero una experiencia especial, una forma diferente de entrar en contacto con la naturaleza, de tomar conciencia de ti con respecto al mundo, es una gozada levantar la cara al cielo y dejarse llevar.....