domingo, 18 de diciembre de 2011

MI FELICITACIÓN...








Del cielo cogí una estrella...
la sostuve entre mis manos,
pude sentir su calor
recorrerme el alma entera...


Por un instante cerré los ojos,
y desee...

Que fuera más generoso el amor
con las personas que quiero...

Que se mantuviera la esperanza...
en nuestras vidas.

Desee...

No perder la capacidad de soñar,
y de poder hacer soñar a mi alrededor...

No dejar de creer que todo puede ser posible...
siempre que la fuerza esté en nuestro interior...


Levanté mis manos al cielo,
y mi estrella regresó a su lugar...
su regalo es...
estar siempre ahí...


Y recordarme que si...
que los deseos se pueden hacer realidad...






Os deseo Felices Navidades a todos...con todo mi corazón.



lunes, 12 de diciembre de 2011

TAN SOLO UN SEGUNDO...




Alas negras...
 jirones de soledad,
cobijando un corazón roto.








Tan sólo un segundo basta...
tan sólo una mirada
hacedora de sueños,
puede cambiar el color de mis alas...









Y renacer al amor...

Donde la esperanza
ilumina como  crisol,
mi cielo, mi corazón...


Donde tu silencio
sea capaz de mecer mis sueños,
y me duela...
me duela..

El corazón de tanto quererte...

Con tan sólo un segundo...








domingo, 4 de diciembre de 2011

EN SILENCIO...






Se me escapa el amor
por la piel...
siento tu mano recorrer mi espalda,
su calidez me embarga el corazón.

En silencio...

Mi mirada cae enredada
en tus ojos,
perdida en los reflejos
de aguas profundas.

Como espejos de deseo,
se vaporizan mis lágrimas,
llenas de necesidad
de encontrarse con tu piel.

Y siguen su camino...
hasta formar un corazón,
en el centro de tu pecho.

Y es allí donde se anida,
mi amor...
Y es allí donde  reside
mi mundo...

Su rastro es mi camino,
que sigo con las yemas
de mis dedos...

Cierro los ojos...

Tu  imagen grabada 
a fuego en mis párpados,
entre beso y beso,
me susurra palabras de amor y deseo...

En silencio...


viernes, 25 de noviembre de 2011

UN PEQUEÑO RELATO 11...TIC...TAC...TIC...TAC...








Tic...tac...tic...tac...tic...tac...

Hector caminaba por la acera, entre la multitud. Estaba atardeciendo en la ciudad y le producía un extraño placer observar el encendido de las farolas...en ese momento en que la oscuridad parece querer arrebatar a las nubes rojizas del cielo, su color, su vida.

En un momento de distracción notó como alguien le introducía la mano en el abrigo, con un gesto rápido quiso atraparla con la suya, girándose a la vez...Se encontró con la mirada enigmática de un hombre, enmarcada en una cara demacrada y sudorosa; que susurrando le dijo  -"Es tuyo. eres el ELEGIDO"...-E inmediatamente echo a correr a toda prisa.

Hector ahí parado en  mitad de la acera introdujo su mano en el bolsillo y encontró un reloj. Durante largos segundos permaneció así, totalmente inmóvil; observando el reloj en su mano. Intentaba encontrar una explicación para lo sucedido, pero no fue así.

Ya en la tranquilidad de su casa, sacó el reloj. Estaba parado. Intentó ponerlo en marcha dándole cuerda...Y nada. El reloj era plateado y tenía un precioso dibujo grabado en su carcasa. Parecía un trabajo realizado por unas manos expertas...unas manos únicas. Lo cerró y decidió que al día siguiente lo llevaría a un relojero.

Puso el reloj en su mesilla de noche y se acostó a dormir. Entre sueños volvió a ver al hombre que se lo había dado...Podía ver su mirada una y otra vez...Una voz lejana repetía sin parar...- No dejes que se pare, no dejes que se pare -

Tic...tac...tic...tac...tic...tac...

El sonido martilleante de las manecillas de un reloj sonaban una y otra vez dentro de su cabeza...De un salto se sentó en la cama, empapado totalmente de sudor..El corazón parecía querer salírsele del pecho.Con  mano temblorosa encendió la lamparita y su mirada se quedó fija en el reloj que estaba en la mesilla. Lo cogió y al abrir la tapa vio que estaba en marcha...

Tic...tac...tic...tac...tic...tac...

Quince días después, Hector estaba totalmente sumido en una espiral psicótica. Ya no distinguía el día de la noche. Las pesadillas habían continuado in crescendo...Totalmente absorbido por el reloj...Su habitación estaba abarrotada por despertadores que sonaban cada dos minutos alternativamente, para no quedarse dormido y así evitar que el reloj se parara...

No comía, había dejado de trabajar, no salía...ni perdía el tiempo en ducharse...Estaba totalmente consumido, obsesionado porque las manecillas de ese reloj no se pararan. En su delirio sentía que si lo hacían, moriría de la manera más atroz...

El alba le sorprendió sentado en una silla de la cocina. Su cuerpo se agitaba entre sollozos y desesperación. Tenía la camiseta sucia totalmente pegada al cuerpo. Respiraba agitadamente, su mirada errática de repente se fijó en un punto indeterminado...y empezó a reír a carcajadas, lloraba y reía sin control...Giró la cabeza hacía la ventana y sin dudarlo se puso de pie y corrió hacía ella...ni siquiera la abrió...traspasó el cristal.

Un golpe seco le dio la paz...Ya en el suelo por una acto reflejo se abrió su mano...dejando a la luz...el reloj. 

Los transeúntes se paraban alrededor de él en circulo observando la macabra imagen. Al mirar el cadáver,   lo más asombroso era..la sonrisa de felicidad que le dominaba el desfigurado rostro.

En un descuido una mano anónima le cogió el reloj...La sombra del desconocido se alargó sobre el cuerpo inerte de Héctor, al ponerse de pie...Con rapidez lo guardó en su bolsillo y se marchó de allí tranquilamente...

Tic...tac...tic...tac...tic...tac...

martes, 22 de noviembre de 2011

UN PEQUEÑO RELATO. 10...MUNDO PERFECTO.









En un mundo perfecto...creado entre los dos. Sí...en un mundo perfecto.

Las aguas cristalinas emergían como espejo a los pies de su pequeña cabaña. Su vida parecía grabada en ella a golpe de pequeñas cinceladas sobre hielo azul,  como reflejo.

Ana y Jose decidieron un día alejarse de todo...Encontraron un precioso rincón entre montañas, buscando el sueño de poder vivir su amor.

Casi con sus propias manos construyeron su pequeña cabaña...Cada amanecer, los primeros rayos de sol se introducían, a través del cristal de la ventana, entre ellos dos; en su cama. Ana, se giraba en ese momento único para poder mirar a Jose...y  así en silencio, observándolo dormir, casi sin querer pestañear para no romper el momento; podía respirar su amor.

Le sorprendía tanta felicidad. No tenían nada que ver, el uno con el otro. Pero por alguna razón inexplicable era tan poderosa esa atracción que no necesitaban nada más.

Esa madrugada había nevado. Ana se levantó y encendió la chimenea. Jose como muchas otras veces se había levantado más temprano para ir a pescar...Se puso la bata y se dirigió a la cocina para preparar café. Con la taza de café ya en la mano se asomó a la ventana...

Un manto blanco se había apoderado del paisaje, hasta donde llegaba su vista...Sus pupilas se pararon en una imagen en el centro del lago...Se podía ver nítidamente la barca de Jose...vacía. Una punzada de temor le recorrió el pecho...Sólo el sonido de la taza al romperse en mil pedazos en el suelo, la devolvió a la realidad...

Se puso la chaqueta y las botas en un segundo, cogió el móvil y salió corriendo al exterior. Al abrir la puerta  el aire helado le cortó la respiración por un momento. Corría y marcaba a la vez pidiendo auxilio, sin parar de llamar a Jose...

Los ecos de sus gritos entre las montañas parecían jugarle una macabra repetición de su propia angustia...

En ese instante pudo empezar a oír el sonido de las aspas del helicóptero de rescate...Tras doce horas de búsqueda infructuosa el caso se dio por cerrado. El condicionante no era otro que una tormenta con ventisca...

Ana se quedó congelada en el  tiempo...No era capaz de marcharse de allí...Tenía la sensación de que Jose se había quedado atrapado en el hielo, como si fuese su propia tumba de cristal...para siempre. 


Un mes después...A quinientos kilómetros de allí...en una carretera cualquiera se produjo un accidente múltiple...En uno de los coches implicados, entre los hierros retorcidos y el humo, yacía Jose...junto a su mujer.




martes, 15 de noviembre de 2011

UN PEQUEÑO RELATO.9. ESCALOFRIO...





Un pequeño destello apenas imperceptible en la bulliciosa noche de la ciudad, permitió por un segundo que  escasamente se vislumbraran las bellas facciones de Isabella.

Allí, casi oculta en aquel pequeño portal, encendió su cigarrillo intentando no perder la paciencia. Entre bocanada y bocanada de humo, la pequeña luz intermitente de cada calada daba la sensación de hacer pequeñas sombras chinas sobre sus labios.

Una fina llovizna embargaba la atmósfera, creando un halo mágico alrededor de cada faro de cada coche que pasaba de largo ignorando su presencia.

Isabella cogió con verdadero sigilo su Canon Eos 7D.  No estaba dispuesta a perder otra vez la oportunidad de poder hacer por fin la fotografía que necesitaba. Con un gesto rápido tiró el cigarrillo y lo pisó. Se subió el cuello de la chaqueta y se apretó el cinturón, antes de acercarse la cámara a los ojos y empezar a disparar.

Al otro lado de  la calle, ajenos a todo, estaba cenando una pareja en una mesa próxima a la ventana. Los pequeños visillos apenas hacían su papel. Se podía distinguir perfectamente el interior. Isabella enfocó el rostro del hombre en cuestión y, por un instante, se quedó paralizada.

En su interior se arremolinaron todo tipo de emociones.

Trabajaba para una de las compañías de seguros más importantes. En concreto, verificaba la autenticidad de todos los casos antes de que fueran cerrados. Y este caso solo había sido uno más… hasta ese momento.

De nuevo, palpó su bolsillo nerviosamente buscando un cigarrillo. Su respiración entrecortada provocaba que el simple hecho de tomar aire, la hiciera sudar.
Un escalofrío recorrió su espalda, mientras una frase martilleaba una y otra vez su mente…
“No puede ser… ¡Es imposible!”

Con la fragilidad del cristal, sintió cómo su corazón empezaba a resquebrajarse. Cerró los ojos con fuerza apoyándose contra la puerta, sin poder contener el sollozo que emergía de su garganta.

“¡Era Ángel! ¡Ángel! ¡Ángel!”

Se repetía una y otra vez como una cascada sin fin.

Sin poder controlar sus nervios, comprobó de nuevo en la pequeña pantalla la fotografía y allí lo podía ver sonriendo y feliz.

No hacía más de un mes que había empezado a trabajar de nuevo, después de permanecer ocho años retirada completamente del mundo, de la vida. Había perdido a su pareja en un accidente laboral y esto la sumió en una profunda depresión.

Ángel lo había sido todo para ella. Así que cuando falleció, Isabella también quiso dejar de existir y casi, casi, lo consiguió.

Suspiró unos minutos antes de tomar una decisión.

Sin pensárselo, cruzó la calle todo lo rápido que le permitían sus pies para acercarse hasta la ventana y empezó a golpear con sus manos sobre el cristal con desesperación.

La llovizna empapaba su pelo y se deslizaba sobre sus pestañas formando pequeños surcos negros desdibujados sobre sus mejillas.

En el interior de un coche aparcado en la acera de enfrente, Miguel, que estaba esperando a su novia, sintió tristeza al observar a una mujer tan joven y bella, darle golpes a un cristal de un negocio cerrado y casi en ruinas.



Beatriz Cáceres.

martes, 8 de noviembre de 2011

MI CAI...MI CAI.









Del mar del olvido...
me sacuden gotas de recuerdo.

Palpitantes...vivas,
llenitas de un aire especial,
cuajado de olores de azahares.

Con ecos plenos de risas infantiles,
entre callejuelas empedradas,
con aires susurrantes del sur.

Suaves, capaces de envolverme...
el corazón.

Entre unas manos capaces
de moverse como abanicos.

Abiertas sobre cielo azul,
moviéndose como alas de gaviota
al son de una guitarra única.

Mi Cai...mi Cai...

Con sonidos de caracolas,
entre volantes de sangre viva...

Me atrapa...mi tierra.



 



miércoles, 19 de octubre de 2011

SUEÑO...





Sueño que te siento,
como el mar...la sal, 
atado a mi cintura.

Que mi cuerpo...
termina donde empieza
la curva de tu abrazo.

Donde la estela de tu caminar,
remueve el aire que respiro,
y en ella me pierdo.

Y en ella me encuentro.

Hoja...si, me siento hoja
mecida en mi propio
vaivén de deseo.

Suave y trémula...
 en el vacío...suspendida,
porque te quise,
porque te quiero.

Sueño..en mi silencio,
que soy tormenta,
que soy tornado..

Que soy noche en tus ojos...
cobijada en los huecos 
de mi ausencia..
porque te quiero 
porque te quise.








lunes, 10 de octubre de 2011

FUEGO...





Eres llamarada de fuego,
que emerge en la noche 
de los tiempos...




Como fuego creces
arrasándolo todo a tu paso.


Princesa, eres princesa...
de mirada inquieta,
vivaz...demoledora.


Y deseas vivir...
si, vivir con intensidad,
como si tuvieras vida efímera,
como si tu llama se apagara...

Y eres noche
y eres día, 
y eres aire,
y eres lluvia...

Eres... VIDA...



Este es mi pequeño tributo a una compañera  de trabajo. Desde aquí aprovecho para demostrarle absolutamente mi gratitud, por ser así como es...y simplemente por existir. Un beso, mi princesa Lore.


jueves, 6 de octubre de 2011

LA LETRA...










La letra es mi alma,
es la que me hace posible
plasmar sentimientos,
es la que me permite expresar...


Algo tan maravilloso como esto...


El secreto está en tu boca.


En la comisura de tus labios
podría perderme
y no regresar.



La letra es fuego,
es mi camino.
donde a través de su trazo,
puede desbordarse mi pasión...


Y al atardecer... en tu piel
me descubrí... acariciándote,
tu cuerpo enredado con el mio...
beso a beso...




Supimos parar el tiempo.


En el recorrido de tus manos
sobre mi,
encontré el deseo...




El deseo de no querer
sentir su ausencia.


La letra es mi destino,
donde fluyen todos mis sueños,
y encuentran su sentido
absorbidos por el  puro placer


De ser soñados...











sábado, 10 de septiembre de 2011

AHÍ, ME SIENTO...









Al final de cada pico de estrella...
donde su brillo parece jugar
con la oscuridad infinita
del universo...

Ahí, me siento...

En la cresta más alta...
de cada ola que decide regresar
acariciando la orilla
con verdadero amor...

Ahí, me siento...

En la suave brisa...
que hace bailar las hojas,
una danza perfecta
ante mis ojos...

Ahí, me siento...

En la más absoluta soledad,
cuando puedo oír el sonido
de mis propios latidos...
y mi corazón se empeña
en recordarme que estoy viva...

Ahí, me siento...


En las gotas de lluvia...
que caen sin prisa sobre mi,
y me acarician, me besan...
resbalan por mi piel...

Ahí, me siento...


En esa luna...
que parece como cosida al cielo...
y me mira...me devuelve la mirada...
esa luna...de hielo...

Ahí... me QUIERO sentir...



miércoles, 31 de agosto de 2011

UN PEQUEÑO RELATO.8..NO...NO PODEMOS...







No...No podemos...

Palabras crueles
afiladas como hojas 
que cortan el alma.




Lia sintió como se transformaba en una nube, que se vaporizaba su corazón. Espantada se miró sus propias manos. Sus ojos querían escapar de sus cuencas. Contuvo el aliento al cerrar los parpados. Estos eran incapaces de contener la marea de sus lágrimas.

Su mirada se detuvo en el pecho de Miguel. En su corazón le había parecido ver el reflejo de algo único. Algo diferente, algo que no había podido encontrar en ningún otro sitio. Quiso extender su mano para apoyar la palma sobre él, pero no pudo. Se había quedado paralizada por el dolor. Ese hombre nunca sabrá el verdadero significado de que hubiera llegado hasta su corazón.

Miguel delante de ella, tenía una mirada inmutable. Sobraban las palabras. Despacio se giró y se marchó sin más.

Lia lo miró alejarse y sintió que se había quedado atrapada en esos ojos.

Levantó la vista al cielo. Unas pequeñas gotas de lluvia empezaron a resbalar por su cara, como si la acariciaran. El cielo entero se abrió ante ella y de la oscuridad más absoluta emergió una luz perfecta Abrió los brazos, presintió que venia por ella.








Un fuerte impacto le atravesó el cuerpo entero a través de su corazón. Una luz cegadora con un ruido ensordecedor. Sus brazos, sus piernas, todo su cuerpo, se transformaron envueltos por esa luz  y sintió paz. Se dejó llevar porque sintió paz.

De repente, con la misma velocidad que había surgido...desapareció. Llevándose a Lia con él. El único rastro que quedó fueron unas simples cenizas. Cenizas mojadas en el suelo, incapaces de ser borradas por el viento formando una palabras

"No merece la pena"










jueves, 25 de agosto de 2011

AMOR NO HAY. PERDONA...




La profundidad oscura de la noche, llena de pequeños reflejos de auténticas estrellas nova...habita encerrada
 entre un marco mágico de pestañas...en los insondables ojos de Lucía...

Su nívea piel compite con los rayos eternos de la luna...

Su cuerpo encierra el poder de un corazón más grande que el universo entero. Un corazón que no tiene precio...Un tesoro de valor incalculable...que no debería ser expuesto ante la vista de ningún ojo humano...

Pero ella lo da...lo regala...

Con toda su intensidad...

Amor auténtico...

Sin pensar, sólo sentir...puro sentimiento.


Lo regala a un corazón de lobo con piel de cordero...
Un corazón capaz de decir...


AMOR NO HAY. PERDONA...


Un corazón frío y calculador...capaz de medir sus sentimientos.
Un corazón que habla otro idioma...
incomprensible para Lucía...


Un corazón envuelto en gélidas llamas azules de puro hielo...






Este post se lo dedico a una persona muy especial para mi. Alguien de la que aprendo constantemente, a pesar de que sólo tiene 20 años...MI SOBRINA.

Nunca dejes que NADIE TE DEJE SIN LA CAPACIDAD DE SOÑAR...
DE PODER AMAR DE VERDAD...
POR MUY DURO QUE SEA...
NADIE TE TIENE QUE QUITAR ESE SUEÑO...
EL AMOR EXISTE...
SÉ QUE ESTÁ AHÍ...

Te quiero muchísimo.

viernes, 29 de julio de 2011

Y DIGO NO...






Y digo NO...
a sonreír cuando mis ojos
no quieren hacerlo...


Y digo NO...
a escuchar lo que para mis oídos
son palabras crueles...


Y digo NO...
a fingir que respiro,
cuando el aire...
me rompe...


Y digo NO..
a vivir un segundo
como si mi vida...
fuera prestada...


Y digo NO...
a sentir el sabor
agridulce de mis lágrimas...
resbalando por mi cara.


Y digo NO...NO...NO,
a no poder percibir
cada latido de mi corazón...
como si fuera el último...





miércoles, 13 de julio de 2011

PUEDO...





Puedo sentir el silencio...
desgarrador,
mudo,
ensordecedor...


Puedo sentir mi propia ausencia...
añorando mi propio rastro...


Puedo notar el peso
de las palabras no dichas,
no pronunciadas por mis labios...
palabras no escritas...


Puedo sentirme esclava
a golpe de segundero...
queriendo marcar el ritmo 
de mi vida.


El tiempo...el tiempo...
puedo desear comerme la vida,
mi propia vida...
atrapada en su propio ciclo...


Puedo...intentarlo...





Siento muchísimo mi ausencia. Quiero disculparme con todos por ello. La verdad es que dispongo de muy poco tiempo, parece una excusa banal...pero es la cruda realidad.
 Cuando entro en casa y miro el ordenador...siento que me duelen los dedos...sienten añoranza de mis palabras. 
No puedo explicarlo, os echo muchísimo de menos...a todos. Sin darme cuenta formáis una parte importante de  mi vida...
Intentaré encontrar la manera de poder estar aquí con vosotros. Gracias mil gracias por todo. Me habéis aportado mucho...y como digo siempre...sois todo un regalo para mi....todo un lujo. 




jueves, 9 de junio de 2011

DESEO...







Deseo...
rozar la piel de tus labios
con los míos...


Te miro...
mis pupilas se ahogan
en tus ojos...
incapaces de nadar.


Sueño...
que me acerco despacio
hacía ti...
y hasta el aire se para.


Despacio, me acerco...
el fuego crece dentro de mi..
sus llamas paralizan
mis movimientos...


Deseo,
deseo sentirte
cruzando mis llamas...


Sueño...
con quemarme en ellas...


Tengo sed...
de tu sabor...
insaciable sed..
de tu boca...



lunes, 6 de junio de 2011

ENSOÑACIÓN....






Bajo esa luna mágica,
dejo caer mi cuerpo...
sobre la hierva.

Así tumbada...
el cielo...el universo,
es mi techo.


Las estrellas brillan 
como luciérnagas...
sobre mí.

Y siento el poder de la tierra,
puedo notar su caricia en mi piel...


Y siento su latido...
un latido universal,
sin idioma...
sin color...

A mi espalda, la tierra
se abre...y me atrapa...
hacía su génesis...

Hacía su propio origen...

Y siento su latido...
entra en mí,
aunando nuestro ritmo...
a través de todo mi cuerpo.


Y me abraza...
Y la abrazo...

No hay dolor,
no hay miedos,
no hay dudas,
no hay rencor...

Tan sólo...
somos...UNO.
Un latido...





viernes, 3 de junio de 2011

HIPNOTIZADA...







Como crisálida queriendo
renacer de mi propia piel...
con renovada fuerza,
me paro...ante el espejo de mi vida.


Sin temor...desnuda,
busco mis ojos en esa superficie
inanimada...


Mis pupilas se dilatan,
como queriendo traspasar
más allá...
perdiendo mi mirada en el infinito.


Mis cejas,
mi nariz
mi boca,
mi cara entera...

Mi cuello,
mi pecho,
mi cuerpo...
se difuminan ante mi...


Y no me muevo...
no esquivo mi imagen,
Y no me muevo...
necesito mirarla...


Un mundo se abre ante mí,
un mundo interior lleno de sensaciones...
nuevas, únicas...

Que explosiona ante mis ojos,
con toda la fuerza del  arrastre
de la vida...
mi vida.


Con suavidad, mis dedos
quieren acariciar mi alma...


Y sigo sin poder moverme,
sin poder esquivar mi mirada...
 hipnotizada...














Lamento mucho mi ausencia... Mi PC se rompió. Espero poder ponerme al día poco a poco con todos. Una vez más, gracias mil gracias...por estar ahí. Un beso.

martes, 24 de mayo de 2011

COMO ERES...








Como eres...
como sientes tus emociones,
como me miras...
todo me envuelve.


Como eres...
como me besas...
como me acaricias...
eres capaz de desdoblarme el alma.


Cruza el vacío abismo
que habita en mi interior, 
con tu paso firme...
y lléname...de ti.



Tu amor hará el milagro...
aunque tus ojos se cieguen
en mi oscuridad...
hará el milagro.


Podrás encontrar el sendero,
donde las más oscuras criaturas,
encuentran su paraíso..
podrás distinguir el camino.


Como eres...
a través de tu amor,
llegaras...a mí.








viernes, 20 de mayo de 2011

NO SÉ...









Miro mis pies...
no sé hacia donde me llevan,
hacía donde se dirigen mis pasos..


En alguna pisada 
puedo sentir la fuerza...
de la vida.


En otras, sin embargo
su roce con el suelo,
es tan leve...
que apenas lo siento.


Me cuesta alzar la mirada...
su movimiento hipnotiza
mis sentidos...


Necesito hacerlo descalza...
sentir plenamente
a través de piel,
el poder de ese camino.


No sé...hacía donde
me llevan mis pasos,
no lo sé...no lo sé.


El inmenso cielo azul...
cae sobre mi,
con todo el peso del universo,
puedo percibir las puntas de las estrellas...


Su brillo...casi,
casi me deja ciega...
Su ausencia de sonido..
casi, casi aturde mi alma.


No sé...no sé,
hacía donde 
me llevan mis pasos...



miércoles, 18 de mayo de 2011

AQUÍ...AHORA.




Amantes (horizontal) Pósters por Elise Hardy




Aquí...ahora,
quisiera poder esculpir
tu silencio en el aire.


Aquí...ahora,
mi amor debería servir
como cincel de tus palabras...


Mis ojos atrapados...
en los tuyos como con tela de araña,
luchan arrebatados
por saber leer tu mensaje..


Aquí...ahora,
siento crujir
mi interior como hoja seca...


Tu silencio me ahoga...
su sonido adormece mis oídos,
con ecos mudos de dolor.


Podría llenar mis manos...
con mis propias lágrimas,
y a ti... ofrecértelas 
para que pudieras sumergirte en ellas.


Y mojar tu piel...
mojar tu alma...

Aquí...ahora.